¿Existe un verdadero proceso en la Selección Nacional Femenina?

  Antes de iniciar, se debe aclarar que este artículo hará una crítica constructiva con el fin de crear conciencia en los entes encargados de selecciones nacionales femeninas y las futuras convocatorias de jóvenes a nivel nacional.

  Costa Rica, tierra libre, soberana e independiente, tierra con grandes atractivos tales como playas, volcanes y fútbol, este último corre por las venas de todo costarricense que habita en este planeta.

  Como ya conocemos Costa Rica posee una riqueza futbolística digna de exportación tanto en masculino como en femenino, a este último debemos agregar; que a la fecha tenemos jugadoras en ligas Nortemericanas, Suramericanas, y Europeas disputando importantes y prestigiosos torneos, con esto recalco que el país presenta calidad futbolística en todos sus sectores los cuales se les debe presentar la atención que se merece.

  Sabemos que a selección nacional deben llegar las mejores jugadoras del país, para ello se realiza campamentos con el fin de observar chicas no profesionales que quizá tengan el talento necesario para sobresalir entre las demás, además de ello se hacen visorias a equipos de primera y segunda división, ( En teoría), digo esto porque a pesar de ser una máxima del balompié mundial no se aplica correctamente en el país y por ende jóvenes de mucha calidad quedan en el camino al no dárseles el seguimiento necesario para explotar al máximo su talento.

  Esto lo explicaré de la siguiente forma;
  Nuestra selección nacional trabaja con un sistema práctico llamado “microciclo”, bajo este sistema se convocan jugadoras del medio, las cuales permanecen durante un par de semanas entrenando y entendiendo los argumentos tácticos del estratega, ellas ( Las jugadoras), pasan muchas veces por necesidades y desgaste mental y físico, esto debido al estudio, trabajo, club y Selección, quizá se vea descabellado pero es una vil realidad, su día inicia a las 4am y finaliza a las 10pm, todo este sacrificio para ser tomadas en cuenta en un proceso el cual a mi gusto se convierte en algo falso, esto debido a que la lista final de convocadas para un posible fogueo donde las chicas del microciclo puedan mostrar su talento al cuerpo técnico termina siendo un fracaso pues sólo se escogen 1 ó 2 de ellas (25 jóvenes dispuestas a mostrarse), la lista se complementa con las jugadoras de siempre, estas en algunos casos no juegan regularmente en sus clubes o simplemente​ no son convocadas a los procesos pero sí a los partidos, es algo así como la base de la selección más 1 ó 2 chicas que al fin y al cabo vestirán el uniforme mas no lo utlizaran, con ello prácticamente se aplica el “proceso”, pero más que eso a mi criterio lo que sucede es crear un vistaje distinto a los medios de comunicación, haciéndoles ver lo que ellos desean y no la realidad de la situación.

  Nos gustaría que los entes federativos explicasen cuáles son las bases del proceso de las jóvenes futbolistas costarricense y cuáles son las chicas llamadas a ser las futuras estrellas del fútbol nacional, la eliminatoria está a la vuelta de la esquina, quizá lleguemos a asistir a los próximos mundiales en sus diferentes categorías, ¿pero y al siguiente?, ¿ acaso existe algún microciclo alterno de jóvenes adaptándose a la idea de la selección mayor?

  A decir verdad los costarricenses queremos ver las seleccionadas nacionales brillando en todas sus categorías, esto sólo se dará con el debido seguimiento y con verdaderos microciclos donde se le tome en cuenta a chicas sedientas de oportunidades y sueños, a mi pensar las jugadoras que asisten a dicho proceso deberían enfrentar juegos amistosos para de una vez darnos cuenta si vamos por buen o mal camino y sino tratar de cambiar el rumbo de las cosas ya que aún estamos a tiempo de ello.
La actual selección mayor femenina no será eterna y necesita juventud, insertarse poco a poco y suplir espacios que a mediano plazo nos podrían afectar.

  Cómo último dato me gustaría pensar que usted amiga y amigo lector sabe que la selección mayor femenina ha perdido más partidos de los que ha ganado, esta selección ha empatado casi el doble de los partidos de los que ganó en microciclos anteriores, entonces porque seguir insistiendo con las mismas jugadoras sabiendo que se le puede dar oportunidad a jóvenes promesas de mostrarse y ganarse un espacio.

  Está crítica es una realidad que debemos afrontar, se debe poner las barbas en remojo y mejorar estos aspectos decadentes en nuestros procesos, el representativo patrio y el pueblo merecen algo mejor que un proceso fantasma.

William Matarrita
Fotografía FEDEFUTBOL